Bombeo solar

El bombeo solar directo consiste en la utilización de paneles solares fotovoltaicos como fuente de energía para el bombeo de agua hasta un depósito, balsa, o  para el riego directo con sistemas por goteo.
Está compuesto por una bomba sumergible alimentada y dirigida por un armario de control, al que se conectan los paneles fotovoltaicos captadores de la energía.
El equipo comienza a funcionar automáticamente al comienzo del día cuando se detecta radiación suficiente y para de igual modo cuando finaliza el día y la radiación obtenida no alcanza, pudiendo además en las horas nocturnas alimentarse con gasóleo o electricidad ya que puede combinarse con estas energías convencionales y trabajar de manera híbrida. En los meses de verano se consigue bombear agua durante 8-10 horas, los paneles fotovoltaicos se instalan sobre una estructura fija que puede ir sobre el suelo, sobre cubierta o una estructura elevada y no requieren de ningún mantenimiento específico.

Instalamos la mejor marca internacional: Lorentz